ALGEMESÍ
Municipio de la Comunidad Valenciana (España), situado en la comarca de la Ribera Alta, provincia de Valencia. Está ubicado al este de la península ibérica, en la llanura litoral valenciana, junto a la desembocadura del Magro en el Júcar, y con una parte de su término municipal en el Parque natural de la Albufera.
Debido al desarrollo demográfico y urbanístico del último siglo, los cascos urbanos de Algemesí, Alcira y Carcagente se encuentran prácticamente unidos, formando, de hecho, una conurbación con cerca de 95 000 habitantes, siendo el segundo núcleo de población de la provincia de Valencia, tras la capital y su área metropolitana.
En el plano económico, el aprovechamiento de las aguas de la Acequia Real del Júcar introdujo al municipio en el regadío con cultivos como la morera y el arroz, que fomentaron el crecimiento de la villa, aunque, con el paso de los años, el cultivo de cítricos ganó terreno al arroz, siendo la principal fuente de ingresos del municipio durante más de un siglo (siglos XIX y XX).

HISTORIA
De fundación islámica, aunque poblado con cristianos nuevos tras su conquista por el rey Jaime I, su primera cita es en el Llibre del Repartiment (Libro del Reparto), en 1243, y en 1373 se construyó un poblado o bovalar.
Formó parte del municipio de Alcira, hasta que en 1574 obtuvo la independencia, reservándose Alcira la jurisdicción criminal y mero imperio. En 1574, Felipe II le concedió la segregación de aquella convirtiéndolo en Universidad, tras pagar 8000 ducados. Le pertenecían los despoblados de Cotes, Pardines, Segreña y Fátima. 

En 1608, se le concede a Algemesí el título de Villa Real, se introduce el sistema de insaculación para proveer los oficiales del gobierno municipal, obtiene el privilegio real de cogobernar con Alcira la Acequia Real del Júcar y, el 12 de noviembre, el rey le concede la celebración de feria anual durante veinte días.
De economía básicamente agraria, el aprovechamiento de las aguas de la Acequia Real del Júcar introdujo el cultivo de la morera y el arroz que dieron un buen empujón al crecimiento de la villa pero, a pesar de todo, el siglo XVII fue de fuerte endeudamiento para Algemesí. En las Cortes Valencianas de 1626, el Brazo Real pidió la revisión de los límites de Algemesí, debido a los pleitos que tenían desde su segregación de Alcira.

En el siglo XVIII Algemesí vive un periodo de gran prosperidad, ya que la situación económica mejora al finalizar la Guerra de Sucesión. Durante la segunda parte del siglo la industria de la seda vive sus últimos años. El siglo XIX la villa se vio gravemente afectada por las epidemias de cólera de 1834 y 1885, en este último año el 40% de las defunciones (317 personas) fue por esta causa.

La guerra de la Independencia española (1808-1812) y el largo epílogo de la guerra carlista (1833-1840) representó una etapa de crisis. Aun así, en general, el siglo XIX supuso la construcción de los fundamentos del municipio actual.

Sobre la base de la trilogía, arroz, huerta y cítricos se produce, entre 1880 y 1916, el primer impulso mercantil e industrializador del municipio. Al mismo tiempo, la estructura social algemesinense va experimentando variaciones, y continúa recibiendo nuevas corrientes inmigratorias. Este crecimiento obligó a las autoridades municipales a encargar al arquitecto Luis Ferreres el proyecto del ensanche urbano de 1893.

La guerra civil española (1936-1939) cortó por lo sano el crecimiento y la posguerra, con el aislamiento y la autarquía, recluyeron a Algemesí en un puro y duro agrarismo dónde el arroz se convirtió en el único producto de subsistencia. Aun así, Algemesí siguió siendo centro receptor de inmigración de población. Con el tímido aperturismo de finales de los años cincuenta empezó la recuperación, la cual estimuló de nuevo la producción citrícola, la educación y la preparación profesional para las futuras generaciones.
QUE VER
BASÍLICA MENOR DE SAN JAIME APÓSTOL
Construida de 1550 a 1582 por Doménec Gamieta en colaboración con Juan de Alicante y Joan Matalí. Reformada a finales del XVIII (1789) y recubierta modernamente (1890 y 1927). A diferencia del resto de iglesias en que al entrar hallamos delante de nosotros el altar, en este caso éste lugar se encuentra a la derecha. Entre sus tesoros artísticos se encuentra el retablo mayor de la Basílica Menor que refleja pasajes de la vida del apóstol San Jaime. La Basílica Menor de San Jaime y su entorno fueron propuestos y catalogados como Bien de Interés Cultural, en la categoría de monumento, por su gran riqueza histórica y arquitectónica en el año 1980. Se dice que esta Basílica soporta su Campanario sin pilares. Lo que la hace realmente especial.

CONVENTO DE FONS SALUTIS
Monasterio cisterciense de las Bernardas. Es un típico elemento modernista de Algemesí, situado en la misma Ronda de Alcira, frente al calvario.  Micaela Baldoví, fundadora del convento, fue martirizada en él durante la guerra civil, junto a otros religiosos de la localidad, ya que fue utilizado como cárcel durante la contienda bélica. Hoy en día está abandonado.

ANTIGUO CONVENTO SAN VICENTE FERRER
Erigido por orden del patriarca Ribera en 1590. Ha sufrido varias reformas y se ha destinado a diferentes usos desde cuartel de la Guardia Civil hasta asilo. Entre los años 2000 y 2002 fue totalmente restaurado por la escuela taller de la localidad, para usarlo como sede del Museo Valenciano de la Fiesta.

ERMITA DE SAN ONOFRE ANACORETA
Se construyó a lo largo de los siglos XVI-XVIII, en la calle Valencia, en la entrada del municipio, lugar donde según la tradición se apareció San Onofre en el año 1571. A finales del siglo XIX se construyó el antiguo cementerio municipal en el entorno de la ermita.

CAPILLA DEL HALLAZGO
Esta ermita es una construcción neogótica, levantada de nuevo tras su destrucción durante la Guerra Civil, sobre los cimientos de la antigua iglesia románica, lugar donde según dice la tradición se halló la imagen de la patrona.

CAPILLA SANTOS ABDÓN Y SENÉN
La ermita dedicada a los santos de la piedra, se debe a la promesa realizada por un carlista en la primera mitad del siglo XIX. Acoge las imágenes de los titulares San Abdón y San Senén.

ERMITA DEL HUERTO DE PORRIÑAS
Esta ermita abandonada es una antigua capilla agrícola, la cual se utilizaba para el rezo del ángelus.

ERMITA DEL CRISTO DE LA AGONÍA
Esta ermita, ubicada en la ronda del Calvario fue destruida durante la Guerra Civil, y reconstruida el año 1944.

PARROQUIA DE SAN PÍO X
Esta parroquia, ubicada en la calle de San Jaime Apóstol, está regentada por los padres Escolapios.

PARROQUIA DE SAN JOSÉ OBRERO
Esta es la parroquia del rabal de San Roque, es un edificio de 1970, proyecto de Pérez Alarcón.

PARROQUIA DE NUESTRA SEÑORA DEL PILAR
La pedanía del Carrascalet tiene una pequeña parroquia ubicada en la Plaza de España de la pedanía.

CASA CONSISTORIAL
La simétrica fachada eclecticista es el resultado del diseño hecho por Lluís Ferreras en 1902 sobre la antigua fachada neoclásica preexistente de J.B. Lacoste datada en1805. En el año 2003 se construyó un nuevo edificio de arquitectura moderna, el cual concentra gran parte de concejalías así como un anexo, en el cual está la policía Local y la Comisaría Nacional, así como un quirófano completo para urgencias durante las fiestas taurinas. En este nuevo edificio se ha conservado e integrado la estructura principal del edificio del viejo ayuntamiento.

CASINO LIBERAL
Edificio modernista, de principios del siglo XX (1911), ha sido restaurado entre los años 2006 y 2008, y en él se ubican distintos departamentos del Ayuntamiento de Algemesí.

MONUMENTOS A LOS DISTINTOS BAILES
Actualmente existen tres monumentos dedicados a la Muixeranga, al Tornejant y al Bolero.

MONUMENTO AL AGRICULTOR
Se trata de dos herramientas de trabajo gigantes y de hierro, como las que utilizaban los agricultores para labrar la tierra con la ayuda del caballo.

MONUMENTO AL ORGANISTA CABANILLES
El organista Cabanilles fue el hijo de un herrero mallorquín que hace unos 400 años llegó a Algemesí y se convirtió en el organista más importante de la España del siglo XVII, aunque el mérito se le reconoció más en el resto de Europa que en su propia tierra.

PARED DE PARDINES
Se trata de lo único que queda de un antiquísimo pueblo de cristianos denominado Pardines, y esta pared es una de las paredes de su Iglesia. El retablo de esta iglesia se conserva en la Basílica Menor de San Jaime en la Plaza Mayor de Algemesí.

PARED DE COTES
Es el único resto histórico de este pueblo desaparecido, denominado Cotes. Según Escolano, este lugar llegó a tener cerca de 300 casas además de un mesón y un castillo. Esta población comenzó a decrecer hasta su desaparición a causa de la expulsión de los moriscos y de las epidemias.

PLAZA DE TOROS
El Coso taurino de Algemesí es de madera, y se monta y desmonta cada año. Pero además de esto, hay que destacar que tiene una forma rectangular característica que la dota de singularidad en el mundo de los toros. Ideada en la forma actual en 1943 por el arquitecto Joan Segura Lago, la plaza es en la actualidad un cuadrilátero con los lados paralelos a las fachadas de los edificios que forman la plaza Mayor.

VÍA AUGUSTA O VÍA HERCÚLEA
 La Vía Augusta atraviesa la Comunidad Valenciana a lo largo de 500 kilómetros uniendo buena parte de las ciudades romanas más importantes: Saguntum, Valentia y Saetabis. Esta vía cruzaba de norte a sur las tierras de Algemesí, pasando también de norte a sur por la ubicación actual de la ciudad.

EL CAMINO DE SAN JAIME O RUTA JOCOBEA LEVANTINA
Es uno de los trazados de mayor longitud existentes en España para conducir a los peregrinos hacia tierras compostelanas. La primera etapa del camino comienza en la ciudad de Valencia, y finaliza en la ciudad de Algemesí. Un hecho que demuestra la importancia del camino para la localidad, es que la basílica menor esté consagrada a San Jaime, es decir, a Santiago. El camino atraviesa la ciudad de norte a sur a través del antiguo trazado del Camino Real de Madrid a Valencia.

CAÑADA REAL DE CASTILLA
El paso de la Cañada Real de Castilla atraviesa casi todas las localidades de la Ribera, y en concreto la cañada recorre más de seis kilómetros del término de Algemesí.

COLADA DE ALGINET A ALBALAT
Esta es otra de las vías pecuarias que recorre el término municipal de Algemesí, la cual tiene una anchura legal de 6 metros y una longitud aproximada, dentro del término, de 6,9 km.

ESPACIOS NATURALES
PARQUE NATURAL DE LA ALBUFERA
El extremo noreste del término municipal, concretamente la partida del Barranco, está dentro del Parque natural de la Albufera. Allí está situada la Reserva del samarugo, una laguna artificial de 11.800 m², que se dedica a la recuperación de esta especie que se encuentra en peligro de extinción. En esta laguna, también se trabaja con otras especies autóctonas en peligro, como por ejemplo el fartet, la colmilleja, la almeja de río, la gamba gabacha, etc.

CHOPERA
Es un espacio natural de Algemesí situado en la desembocadura del río Magro en el Júcar y que ocupa un espacio cada vez más reducido debido a la acción del hombre. Predominan en el sustrato arbóreo los chopos, olmos y sauces aunque en una antigua repoblación se plantaron numerosos ejemplares de eucaliptus en la zona recreativa.

“BOSQUE” DE CÍTRICOS
La agricultura que encontramos en Algemesí es de regadío, y predomina fundamentalmente la naranja. Aunque debido a la devaluación económica del naranjo en los últimos años se está sustituyendo este cultivo por otro más novedoso, el caqui. Pese a esto, el municipio sigue repleto de campos de naranjos, los cuales al florecer inundan toda la ciudad con su olor a azahar.

FIESTAS Y TRADICIONES

FALLAS
Del 17 al 19 de marzo, como otros municipios valencianos, las diez comisiones falleras de la localidad celebran estas fiestas en honor al patrón de los carpinteros, San José. Estas fiestas concentran múltiples y variados actos que se realizan por toda la ciudad, entre los que destacan la presentación y exaltación de las falleras mayores, la crida, la plantà, la ofrenda de flores a la Virgen de la Salud, las despertaes, las mascletàs y la cremà.

SEMANA SANTA
Durante toda la semana, las cofradías de las distintas parroquias inundan la ciudad con procesiones como la del Domingo de Ramos, el Vía Crucis o la del Silencio.

FERIA DE SAN ONOFRE
El origen de la celebración del día del patrón era fundamentalmente religioso, pero poco a poco la tradición se ha vuelto más civil. Antiguamente, el acto festivo más importante era la procesión, en la que se trasladaba al patrón desde la capilla a la basílica donde se celebraba la misa mayor. No se sabe cuándo se introdujo el hábito de hacer una feria con paradas para vender frutos secos del tiempo, agua de limón… siendo el precedente de la actual feria del pueblo.
Actualmente, del 1 al 12 de junio, se instalan en el parque Salvador Castell, diversas atracciones feriales, así como puestos de venta ambulantes.

FIESTAS DE NUESTRA SEÑORA DE LA SALUD (La fiesta de la Mare de Déu de la Salut )
PATRIMONIO INMANTERIAL DE LA HUMANIDAD-UNESCO (desde el 28 de noviembre de 2011)
(*fuente: Ayuntamiento de algemesí)
Algemesí entero se viste de gala y sale a la calle para honrar a su patrona. Las paredes del Museu de la Festa se quedan pequeñas, y el propio pueblo se convierte en museo viviente, donde cada vecino y cada vecina forman parte de su historia y tradición. Una fiesta fervorosa en la que todos quieren participar activament.
Imágenes, palabras y sonidos en el espacio que el Museu de la Festa le dedica.
Las Procesiones de Nuestra Señora de la Salud  
 

Algemesí es un pueblo marcado por la celebración, cada 7 y 8 de septiembre, de una de las fiestas más arraigadas e importantes para los valencianos: la Procesión de Nuestra Señora de la Salud. La devoción a una imagen mariana, encontrada según cuenta la leyenda allá por el año 1247 en el tronco de una morera, se ha convertido en un referente sobre el que se fundamenta una procesión de danzas y músicas única. Tradición, fe y cultura desfilan por las calles: son las fiestas de Nuestra Señora de la Salud.

Las primeras noticias que se conocen sobre la celebración de la Fiesta son unas pliegos de descargo sobre el coste de la fiesta de Nuestra Señora el año 1610, celebrada por iniciativa de los vecinos de la calle de Berca donde la existía la Capilla del Hallazgo. En 1680 pasó de ser fiesta de calle para convertirse en fiesta de todo el pueblo. Es muy posible que la fiesta ya quedara instituida el 1747, con la conmemoración del quinto centenario del hallazgo y se piensa en una procesión de vuelta general.
La historia deja a su paso ritos y representaciones sobre las que se sedimentan la identidad de los pueblos. La sociedad valenciana, tan necesitada de referentes de aceptación irrefutable, ha encontrado una manifestación ancestral sobre la que escribir su futuro. Por eso las fiestas patronales de Algemesí merecen una especial atención. El resurgir experimentado en las últimas décadas y su innegable valor antropológico la convierten en una manifestación viva de la cultura valenciana.
Cada 7 y 8 de septiembre las procesiones de la Mare de Déu llenan las calles de estelas de colores que se recrean en los caprichosos movimientos de la Muixeranga, els Bastonets, la Carxofa, els Arquets, les Pastoretes, el Bolero y els Tornejants. Suenan, resuenan las melodías de la dolçaina y el tabalet. Son las danzas y las músicas de un pueblo que de generación en generación participa, de forma consciente o inconsciente, en la construcción de su fiesta, en la construcción y desarrollo de su propia identidad.
Los primeros sonidos que anuncian el inminente inicio de las fiestas, que llegan el 6 de septiembre, es la "Nit del Retorn". Las campanas de la basílica de Sant Jaume tocan sin parar durante toda la noche. Es un rito único en el que se rememora el milagroso retorno de la imagen de Nuestra Señora de la Salud desde la villa de Alzira hasta un incipiente poblado de principios del siglo XIII. Algemesí convierte la imagen mariana en el eje vertebrador de su independencia.
Cuando llega el 7 de septiembre a nuestra ciudad ya es tiempo de fiesta mayor. Cuando cae la tarde, las campanas de la basílica de Sant Jaume inician un ritmo potente que resuena en toda la ciudad, es el "Repic de la Xerevia", un volteo originario de la Catedral de Valencia que marca el inmediato inicio de la fiesta.

Cesa el repique y el silencio que desciende de lo alto del campanario anuncia que las puertas de la Basílica se van a abrir. Suenan las primeras notas de dolçaina y los bailes inician la primera de las procesiones, la de las Promesas, en honor a la gran cantidad de vecinos que participan. La Muixeranga alza sus torres, resuenan los golpes de los Bastonets, vuelan los pulcros trajes de la Carxofa, los Arquets y les Pastoretes, suena el Bolero de les Llauradores, mientras los majestuosos Tornejants redoblan sus pasos de guerreros. Todo tiene su ritual y un espectáculo, que podría parecer barroco y desordenado, se convierte en una desfile perfecto donde todos los actores saben perfectamente el día, la hora y el lugar que requiere su participación.

La procesión, que se inicia con los misterios y martirios, tiene un orden escrupuloso con las torres de la Muixeranga en segundo lugar, els Bastonets, la Carxofa, els Arquets, les Pastoretes, el Bolero o les Llauradores. La segunda parte de la procesión es la religiosa. Encabezada por la Cruz Mayor le sigue els Tornejants, el estandarte de la Mare de Déu, el público y los festeros. La presidencia corre a cargo del clero, del depositario, del secretario y de los festeros del barrio organizador; de los miembros de la corporación municipal, de la banda de música y las promesas.

Dentro la necesaria trilogía de procesiones de esta fiesta, en la segunda tiene un protagonismo especial el color. La mañana del 8 de septiembre, día de la patrona, se celebra una nueva muestra de devoción popular. La conocida como "Processoneta del Matí" ofrece una serie de matices y detalles únicos que la luz del día regala al visitante que contempla este tradicional espectáculo. Esta es la más breve, pero sin duda la más intensa y visitada de las procesiones. En los pocos metros que separa la Capella de la Troballa de la basílica de Sant Jaume, todos los bailes se concentran a lo largo de la calle de Berca y la plaza del Carbó. Uno de los momentos culminantes de la fiesta es la entrada de la imagen de la Mare de Déu de la Salut en la basílica de Sant Jaume. Dentro de un espacio reducido de la Plaça Major todos los bailes danzan al mismo tiempo. Durante unos minutos se produce un espectáculo indescriptible: las imágenes hablan por sí mismas. Es uno de los cuadros plásticos más barrocos de la fiesta.

Con la fachada de la Basílica como telón de fondo, todos los bailes danzan al mismo tiempo, mientras los portadores de la imagen realizan un alegórico triple intento de entrada que culmina en un apoteósico final de aplausos multitudinario.

La tercera y última procesión de los fiestas de Nuestra Señora, que es la más larga con más de 7 horas de duración, se inició el mismo 8 de septiembre a las 20 horas desde la Basílica menor de San Jaime y finaliza siempre, todo y que no hay cabeza horaria establecida, pasadas las dos de la madrugada. Conocida popularmente como la procesión de vuelta general, los tradicionales bailes de Algemesí y la imagen de la patrona transcurren de nuevo por el núcleo antiguo de ciudad, repitiendo el itinerario original de 1724, cuando aparecen las primeras noticias sobre la solemnización de las fiestas.
El destino final de este trayecto es la plaza Mayor, punto de salida y retorno, donde el público espera la llegada de la imagen. El largo itinerario de esta última procesión hace inevitable que la última de las entradas de la imagen al templo se produzca a altas horas de la madrugada. Con el último acceso de la virgen a la basílica llega la apoteosis final de toda una fiesta.
La costumbre es ese hábito que adquiere la fuerza de un proyecto. Año tras año, Algemesí sedimenta un poco más la historia de un pueblo que transmite su identidad de generación en generación. El nombre propio de este proceso latente son las fiestas de Nuestra Señora de la Salud. Cada 7 y 8 de septiembre, la veneración de un pueblo a su virgen se manifiesta en todo un compendio vivo de antropología cultural. Un homenaje a las sensaciones, a la fe y a la cultura ha desfilado de nuevo por las calles de nuestra ciudad.

Pero no todo acaba aquí. La fiesta ha traspasado las endebles fronteras locales para convertirse en un espectáculo admirado, seguido y querido por todos los valencianos. Lo que se ha logrado recuperar y potenciar nunca puede volver a perderse. Ese al menos es uno de los objetivos del Museo de la Fiesta, ubicado en una de las salas del recuperar Convento de San Vicente.
La fuerza y la progresión de la fiesta de Algemesí tampoco ha pasado desapercibida para la Conselleria de Cultura de la Generalitat Valenciana que concederá a la Procesión de Nuestra Señora de la Salud el título de Bien de Interés Cultural, según el informe favorable efectuado por el Consejo Valenciano de Cultura. Tanto el Museo de la Fiesta como esta declaración son dos caras de la misma moneda. Es la constatación de la que los valencianos miran cabeza Algemesí y que la procesión tiene más fuerza que nunca.
Los bailes
La Muixeranga
Uno de los más conocidos y seguramente el más representativo de Algemesí es la Muixeranga. Se trata de un conjunto de cuadros plásticos con una música característica. Sin duda uno de los símbolos inequívocos de la fiesta y de nuestra ciudad. La construcción de torres humanas es una de las tradiciones mediterráneas que Algemesí ha conservado viva. Las primeras constataciones documentales sitúan esta manifestación cultural a principios de 1723 en nuestra ciudad. Además de un baile preliminar de cuatro tiempo en el que los componentes se ponen en dos filas, la Muixeranga consiste al alzar torres humanas entre las que figuran la renombrada Alta, el Pinet y otras modalidades más inusuales. También los muixeranguers hacen figuras plásticas como la María, el Guión, el Altar, la Araña o el Entierro entre otras.
En los últimos años ha aparecido en la procesión una nueva muixeranga que aporta un nuevo color del traje y la participación de las mujeres en este baile.
www.muixeranga.net
www.novamuixeranga.com
 
Els Bastonets
Els Bastonets es un baile guerrero que aparece en muchos pueblos valencianos como Morella, Peñíscola o Alcúdia. Su presencia en Algemesí está fechada desde 1839 y conecta a la fiesta con las tradiciones más ancestrales de la cultura valenciana. Al sonido del tabal y la dolçaina los ocho componentes del baile escenifican una lucha con los bastoncillos y las planchas.
 
La Carxofa
La Carxofa tiene su posible origen en la procesión del Corpus de Valencia aunque se ha extendido por numerosas poblaciones valencianas. Esta danza es considerada tradicionalmente como la de los tejedores, profesión muy presente en Algemesí durante el siglo XVII. El nombre le viene dado por que un niño lleva un palo que culmina en una especie de alcachofa que se abre al final de la procesión, saliendo de ella una paloma blanca. Una variante de este baile, son els Arquets, que se separaron en 1988.
 
Les Pastoretes
Los niños y niñas son los protagonistas del baile de les Pastoretes. Documentado desde 1834 como danza de niñas y niños, es una danza de iniciación muy presente en muchos pueblos aunque ya cuenta con un bagaje histórico relevante.

Les Llauradores
Les Llauradores o Bolero es el baile más moderno de la procesión, ya que aparece por primera vez en 1906. Es la única danza que no va acompañada por la música de la dolçaina y el tabalet sino por la sección de instrumentos de viento de la banda de música.
www.llauradores.com
 
Els Tornejants
Els Tornejants son, junto a la Muixeranga, la danza más emblemática de la Mare de Déu de la Salut. Este singular baile de orígenes guerreros repleto de contenidos místicos pone en evidencia las destrezas y habilidades de un grupo de caballeros vestidos con pulcros trajes que juegan con la gravedad con las toscas percusiones de un tambor como a único acompañamiento. Se trata del único baile dentro de la procesión, detrás de la Cruz Mayor y delante del guión de la Mare de Déu de la Salut.

Esta fiesta se declaró el 22 de febrero de 1977 como Fiesta de Interés Turístico Nacional, el 5 de octubre de 2008 como Maravilla Valenciana de acontecimientos culturales y patrimonio inmaterial, el 2 de julio de 2009 como uno de los 10+2 Tesoros del Patrimonio Cultural Inmaterial de España, y el 27 de agosto de 2010 Bien de Interés Cultural. En junio de 2010 se inició la tramitación para su declaración como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. Finalmente, se inscribió en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad el 28 de noviembre de 2011.
https://www.youtube.com/watch?v=Qyqa1SRIwug

SEMANA TAURINA
Durante 9 días se torean novillos, contando un día con la actuación de dos toreros de renombre. El Coso taurino de Algemesí tiene una forma característica y que la dota de singularidad en el mundo de los especialistas en corridas de toros. Ideada en la forma actual en 1943 por el arquitecto Joan Segura i Lago, la plaza es en la actualidad un cuadrilátero con los lados paralelos a las fachadas de los edificios que forman la plaza Mayor.

GASTRONOMÍA
En el apartado gastronómico destacan, como en toda la Ribera, los arroces, aunque el más conocido internacionalmente es la paella, un guiso de arroz seco, cocinado sobre un fuego de leña en una paella metálica sin mango, de donde viene su denominación. Existen múltiples recetas, pero la fundamental en la región se compone de arroz, pollo y conejo, judías verdes y garrofón. En la Ribera incluye también pimiento fresco, caracoles y albóndigas de carne.

También es importante destacar la repostería, con los siguientes productos: rosquillas de anís, la fogaseta, un tipo de galletas medianas de anís, la coca fina, la coca cristina, la coca boba, el turrón de panecillos, el turrón de gato, las rosquillas de calabaza y el helado "biscuit glacé".
La repostería salada también tiene tradición en Algemesí, siendo típica la coca con sal, un tipo de coca de pan con aceite y sal, las Cocas de Cacao y las rosquilletas, entre otros pasteles y tortas.
Además en la semana de toros, que se celebra las dos últimas semanas de septiembre, es popular el colpet, una bebida un poco más grande que un chupito, compuesta por vodka, granadina y tónica, que se toma realizando un ritual, el cual consiste en tapar el vaso y darle tres golpes contra la barra, para beberlo seguidamente de un trago.

MUSEU VALENCIÁ DE LA FESTA (*Fuente: Ayuntamiento de Algemesí)
El Consejo Internacional de los Museos (ICOM) de la UNESCO estableció como objeto de reflexión y lema internacional: «La museografía del patrimonio inmaterial», considerando como patrimonio museístico y de reflexión cultural, expresiones tan arraigadas a la humanidad, como la lengua, las tradiciones orales, las fiestas, la danza, el teatro y la música. Si hay un pueblo en la Comunitat Valenciana que ha sabido guardar, enriquecer y transmitir estas expresiones a lo largo de los siglos y de manera conjunta en una sola fiesta es sin duda Algemesí y su fiesta de la «Mare de Déu de la Salut».
Avanzándose a la reflexión de la UNESCO, Algemesí en colaboración con la Diputación de Valencia inauguró el 6 de septiembre de 2002 el Museu Valencià de la Festa. Este museo está ubicado en el convento de San Vicente, edificio renacentista construido por los dominicos en 1590. Entre sus partes más destacadas figura la dedicada a la historia, la indumentaria y la música de uno de los monumentos intangibles más representativos y significativos del hecho cultural valenciano: «La Festa de la Mare de Déu de la Salut», elegida recientemente como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.
La exposición permanente trata de acercar al visitante a lo que acontece en Algemesí cada mes de septiembre, cuando las calles del casco antiguo se transforman en un escenario irrepetible donde se puede gozar de una manifestación cultural y religiosa única. La Fiesta –con más de siete siglos de historia– ha ido enriqueciéndose, con el paso del tiempo, con la inclusión de danzas de sentido religioso y profano, que evolucionan con el sonido tradicional de la dulzaina y el tabalet. Entre las más de 60 partituras, sin duda, la melodía de la Muixeranga d’Algemesí es la más reconocida. Su sonido abre la fiesta, recreando los movimientos de una de las danzas más antiguas de Europa, y acompaña la evolución de las distintas figuras y torres humanas que construyen los más de 400 muixeranguers. Junto a la Muixeranga, destacan también por su espectacularidad els Tornejants, danza medieval de carácter reverencial; Los Misterios y Martirios, cortos trozos teatrales de origen medieval que abren la parte profana del desfile procesional; a continuación, las danzas de Bastonets, Carxofa, Arquets, Pastoretes i Llauradores, que dan paso a la parte religiosa en la que destaca la representación bíblica y la presencia de los Volants, caballeros  portadores de las andas de la Mare de Déu.
Esta exposición permanente será completada posteriormente con una segunda que tomará como espacio documental la totalidad del territorio valenciano, y convertirá a Algemesí y al Museo en punto de referencia, divulgación y estudio de todas las tradiciones festivas valencianas.
El convento de San Vicente acoge también el Museo de la Semana Taurina de Algemesí, así como salas y espacios destinados a exposiciones itinerantes de etnología i arte.
El Museu Valencià de la Festa, subsede de la Xarxa de Museus de la Diputación de Valencia, busca consolidarse como un importante centro de investigación sobre las fiestas. En él quedarán archivados e informatizados, para consulta pública, con soporte fotográfico, sonoro y audiovisual los aspectos más relevantes de las celebraciones festivas valencianas. Además presta especial atención a la educación y el ocio, por lo que programará actividades de carácter didáctico como talleres y cuadernos para escolares, exposiciones temporales, conciertos, teatro y exhibiciones de elementos festivos.
UBICACIÓN   
 
Calle Nou del Convent, 71
Teléfono 962018630
c.e.: museu@algemesi.net
HORARIOS
De miércoles a sábado: mañanas de 11.00 h a 14.00 h;  tardes de 17.30 h a 19.30 h
Martes, domingos y festivos: mañanas de 11.00 h a 14.00 h  
Lunes: cerrado

 

EVENTOS

LINKS
AYUNTAMIENTO
http://www.algemesi.es/
PARROQUIA SAN PÍO X
http://www.parroquiasanpiox.org/
ACEQUIA REAL DEL JUCAR
http://www.acequiareal.es/
FEDERACIÓN VALENCIANA DE MUNICIPIOS Y PROVINCIAS
http://www.fvmp.es/
MUSEU VALENCIÁ DE LA FESTA
http://www.museuvalenciadelafesta.com

Sobre nosotros

Web dedicada al turismo y restauración

Contacto

info@gastroparadise.es