ALCOY
Situada al sureste de España, en la Comunidad Valenciana, provincia de Alicante, es capital de la comarca de la Hoya de Alcoy
Históricamente ha sido una ciudad con especial relevancia tras la Revolución industrial en España, especialmente en el sector textil, aunque también en el metalúrgico y la industria papelera. Además, es conocida como la "ciudad de los puentes", ya que su peculiar orografía está marcada por barrancos que condicionan su urbanismo.

HISTORIA
El yacimiento de El Salt es uno de los mejores documentados gracias a los trabajos arqueológicos de las últimas décadas. Los datos obtenidos de restos que evidencian la presencia humana, sugieren que éste fue un campamento temporal revisitado por estos grupos durante miles de años.
Al final de las glaciaciones cuaternarias comienza la introducción de la agricultura primitiva.
En las proximidades de la Sarga existen unos abrigos con pinturas rupestres prehistóricas en los que se observan escenas de caza, recolección, además de motivos figurativos del llamado Arte Levantino (10.000-6.500 años antes del presente) y esquemáticos, del conocido con el nombre de Arte Esquemático y su variante local Arte Macroesquemático que completan la secuencia pictórica postpaleolítica del mediterráneo peninsular (10.000-1.500 a. C.). Otros restos de época Neolítica y de la Edad de los Metales, atestiguan la ocupación prehistórica del término municipal.
Hacia el 3000-2500 a. C. se desarrolla el período eneolítico. En este momento, las cuevas dejan de ser los lugares de ocupación principal para dar paso a la generalización del hábitat en las llanuras. Las cuevas presentan ocupaciones más breves y son utilizadas en muchos casos como corrales y otras como lugares de enterramiento colectivo durante el tercer milenio. Entre estos destacan las de Les llometes y la cueva de la pastora.
Respecto a la ocupación del territorio, se establecen poblados fortificados en las cimas de las montañas, como: la Mola alta de Serelles, el Más del Corral, el Más de Menente, y el Puig, que desarrollaron economías cerealistas.
En los inicios del primer milenio, durante el período de bronce final, llegaron a estas tierras diversas influencias foráneas que produjeron transformaciones en el sustrato indígena, que daría lugar al desarrollo de la cultura ibérica. La cultura ibérica es el resultado del desarrollo social de las comunidades del bronce final, sobre las cuales actúan otras influencias de culturas mediterráneas: fenicias, y griegas que llegaron a estas comarcas desde los enclaves comerciales de la costa próxima. Como resultado de estos avances, se formaron los diferentes pueblos que constituyeron la cultura ibérica, desarrollada entre los siglos VI-I a. C.
Los íberos se establecieron principalmente en poblados fortificados de altura, dominando el paisaje a su alrededor que principalmente eran tierras de cultivo. Entre estos poblados hay que mencionar: el Puig y la Serreta.
Durante la época romana, estas comarcas fueron un espacio rutal de la periferia de las principales ciudades, que se situaban en la costa o próximas a las vías de comunicación principales. Este territorio se caracterizó por algunos asentamientos de carácter rutal, las denominadas villae, que se desarrollaron principalmente entre los siglos II y IV d. C. Entre estas villas destaca la localizada en l'Horta Major de la que se conoce su necrópolis. En este cementerio aparecieron inhumaciones en tegulae en las cuales, junto al cuerpo enterrado hay depositados cerámica y otros objetos de mayor valor como ornamentos personales o un delicado vaso de vidrio. Prueba de la percepción de estas comarcas como espacio rural y poco colonizado por los romanos, pueden ser las representaciones de genios del bosque como l'aplic de bronze de Silenus. La presencia de restos de la romanización, aunque escasos, fueron hallados en pequeños poblados denominados alquerías, los cuales dependían -entre los siglos X y XIII- de la fortificación en el Castellar.
El nacimiento del núcleo urbano cristiano se remonta al año 1256. Nace con la construcción de un castillo (Alcázar) situado en el enclave estratégico del nacimiento del río Serpis.
Fue fruto del afán de colonizar y asegurar la frontera meridional del Reino de Valencia, después de la Reconquista cristiana llevada a término por Jaime I de Aragón. Inicialmente, en 1238, Jaime I somete pacíficamente, mediante tratados, los territorios árabes de Valencia, su huerta y los de "más allá del Júcar", entre los que estaban las tierras de los Valles de Alcoy y los Valles de Alcalá, Zeta y Travadell.
Sin embargo, no todos los señores árabes estaban de acuerdo con este sometimiento y hacia 1248-1258 se inicia una primera revuelta de Al-Azraq, señor de "la Vall d'Alcalà", contra la dominación de Jaime I. A consecuencia de estas primeras revueltas, el Rey Jaime I manda construir una serie de castillos cristianos en la entonces línea fronteriza sur de su Reyno de Valencia, situados en enclaves estratégicos, que dieron lugar a poblaciones nuevas, en las que estaban prohibidas "las morerías".
Las últimas revueltas del caudillo árabe Al-Azraq, en el 1276, fueron finalmente sometidas (muriendo el propio Al-Azraq cuando se encontraba sitiando Alcoy) y determinaron el asentamiento definitivo del poder cristiano sobre la actual provincia de Alicante.
En 1291 el rey Jaime II de Aragón hizo donación de la villa al almirante Roger de Lauria, no volviendo la villa al poder de los reyes hasta 1430. En este año, a consecuencia de la sublevación del entonces señor de Alcoy, Federico de Aragón, Conde de Luna, la villa pasó a poder real, y desde 1447 el rey Alfonso el Magnánimo le confirmó el privilegio de tener representación en las Cortes valencianas.
Durante la Guerra de Sucesión (1705-1707) los alcoyanos defendieron la causa del Archiduque Carlos, por lo cual la villa estuvo sitiada y padeció ataques, la abolición de privilegios locales, multas, etc., que menguaron su población y riqueza. Años más tarde el propio rey Felipe V le concedió la supresión de los gravámenes y concedió privilegios a la Real Fábrica de Paños de Alcoy. A mediados del siglo XIX comenzó un fuerte desarrollo industrial que provocó importantes movimientos obreros. En 1821 se produjo en Alcoy el primer episodio ludita documentado en la historia de España. En 1844 la villa recibió el título de leal ciudad, otorgado por la reina Isabel II de España, por su lealtad durante la Primera Guerra Carlista.
La ciudad protagonizó un importante capítulo de su historia durante la Revolución Cantonal en 1873. El alcalde republicano, Agustí Albors, apodado Pelletes, ordenó abrir fuego sobre los obreros fabriles que se concentraban bajo el ayuntamiento durante una huelga general convocada por la mejora salarial. Éstos, encolerizados, asaltaron el edificio, matando al alcalde y mutilando su cadáver. Alcoy se declaró independiente y fue gobernada por un Comité de Salud Pública entre el 9 y el 13 de julio, hasta la llegada de las tropas federales. Este episodio es conocido como Revolución del petróleo (Revolució del Petroli).
Durante la dictadura de Primo de Rivera, la Segunda república española y la Guerra Civil Española la ciudad se convirtió en una plaza fuerte del socialismo y anarcosindicalismo, siendo sede de la AIT.
A partir de los años 1950 la ciudad atrajo una importante inmigración. A las industria textil, papelera y metalúrgica se unió la alimentaria (dulces, licores, aceitunas rellenas) y más adelante la cosmética.

QUE VER

SANTUARIO DE MARÍA AUXILIADORA
Fue construido en 1931 según el proyecto de Joaquín Aracil Aznar. Este templo pertenece al Colegio Salesiano de San Vicente Ferrer, y sus capillas laterales están decoradas con excelentes murales pictóricos.


CAPILLA DE SAN MIGUEL
Capilla dedicada al patrón del gremio textil, construida en 1790 y ampliada en 1875 por José Moltó Valor. Se trata de un edificio singular que pertenece a la agrupación empresarial Textil Alcoyana. La cúpula de la capilla es de estilo rococó, y en ella se representa a los santos patronos y protectores de Alcoy, así como los oficios de mayor relevancia de la época.

IGLESIA DE SAN MAURO Y SAN FRANCISCO
Templo reedificado a partir del año 1948, de línea clasicista, que sustituyó a la primitiva iglesia, de estilo barroco, que fue derribada durante la contienda civil armada de 1936-1939. En su interior se pueden admirar algunos lienzos del pintor alcoyano Francisco Laporta. En unas dependencias anejas existe un Museo Parroquial en el que se exhiben diferentes objetos e imágenes de arte religioso.

 

IGLESIA DE SANT JORDI
Dedicado al patrón de la ciudad, el actual templo se bendijo en 1921. Edificación de carácter historicista neorrománica, con una cuidada decoración interior de estilo neobizantino. El ábside del templo está decorado por un gran mural pictórico, obra de F. Cabrera Cantó, que representa la mítica intervención de San Jorge en auxilio de los alcoyanos, en 1276, con ocasión de ser atacada la villa de Alcoy por tropas musulmanas. En esta iconografía se resume la fe y la tradición de un pueblo que honra a su patrón San Jorge con la anual Fiesta de Moros y Cristianos.

 

IGLESIA DE SANTA MARÍA
El templo se construyó a mediados del siglo XVIII, de estilo barroco, y fue destruido durante la Guerra Civil. Sobre el mismo solar se reedificó esta nueva iglesia, de estilo clasicista, entre los años 1940 y 1954.
En la Capilla de la Comunión se conserva una tabla gótica con la iconografía de la Virgen de Gracia, atribuida a Jacomart, y también se custodian en las dependencias parroquiales pinturas de Cristóbal Llorens. 
El mural que decora la bóveda del altar mayor es obra del pintor alcoyano Ramón Castañer.

CAPILLA DEL ANTIGUO ASILO

Formaba parte de un complejo asistencial benéfico de finales del siglo XIX, y se compone de iglesia, asilo y casa del capellán. La iglesia, de estilo neorromántico, fue construida entre 1891 y 1893, y es de nave única cuadrada que obedece al tipo de planta de salón.

IGLESIA DEL SANTO SEPULCRO
En 1595 el Patriarca Juan de Ribera colocó la primera piedra de esta iglesia y bendijo el área del nuevo templo, que se erigió en el lugar donde se encontraba la capilla abierta al culto donde se encontraron las Sagradas Formas sustraídas del templo parroquial de Alcoy, en 1568.
La portada de este templo es de estilo neoclásico, y su interior ha experimentado varias reformas, siendo la última en 1917. Se conservan diferentes reliquias y la imagen del Niño Jesús del Milagro.
En 1596, el Arzobispo de Valencia Juan de Ribera, estableció la orden de Agustinas Descalzas y fundó este convento. Actualmente las monjas Carmelitas Mensajeras del Espíritu Santo cuidan de este monasterio y de la iglesia del Santo Sepulcro, edificada para conmemorar el “Robo y Hallazgo de las Sagradas Formas” acaecido en 1568 en el solar que ocupa actualmente la iglesia.

La fachada lateral, de estilo barroco regionalista, fue proyectada por Vicente Valls Gadea en 1925.

ANTIGUO HOSPITAL
Edificio singular, que ha tenido diferentes usos a lo largo de sus más de siete siglos de existencia. En 1787 se construyó un hospital que estuvo funcionando hasta el año 1877, fecha en la que se inauguró el nuevo Hospital Civil de Oliver. Entre 1902 y 1903 este edificio se adaptó para Cuartel de la Guardia Civil y, a mediados del siglo XX, fue nuevamente reformado interiormente para Escuela de niños y, finalmente, albergó a la Escuela de Artes y Oficios.

 

TORRE NA VALORA
Es uno de los pocos testimonios que se ha conservado de las murallas medievales que se construyeron alrededor de La Vila, o primer recinto del Alcoy medieval, cuya construcción se llevó a cabo a lo largo de la segunda mitad del siglo XIII. La torre presenta su basamento, la puerta de ingreso y las esquinas con sillares de piedra, y en su construcción también se empleó el tapial. Rehabilitada en el año 2002, su situación estratégica permite un amplio dominio visual sobre el río Riquer y la partida dels Tints.

CÁMARA DE COMERCIO
Fue construida en 1881 para convertirse en la sede de la Banca Vicens, actualmente está rehabilitada y alberga las instalaciones de la Cámara de Comercio de Alcoy. El edificio dispone de dos fachadas principales hechas con sillería, con balcones de fundición y detalles de gran nivel. El caduceo de Mercurio sobre la puerta simboliza el comercio. La planta baja, hoy dedicada a oficinas, albergó en su día las caballerizas y la cochera de la casa, la bodega y la carbonera para el sistema de calefacción.

 

LLOTJA DE SANT JORDI
Extenso espacio de hormigón y granito creado entre 1992 y 1995 por el arquitecto e ingeniero valenciano Santiago Calatrava simulando el esqueleto de un animal de grandes dimensiones. Inaugurada en el año 1997, ha albergado numerosas actividades de carácter cultural y social. La bóveda de esta sala subterránea, de un blanco inmaculado, es una sucesión de arcos parabólicos, motivo habitual en Calatrava. El acceso se realiza por la Plaça d’Espanya a través de un sistema hidráulico de puertas que dan acceso a dos escaleras disimuladas por trampillas. Una vez en su interior, la entrada principal nos transporta a la cola del animal, y el extremo opuesto, a la cabeza.Entre las características de este espacio destaca la luz natural que se infiltra desde el techo y su disposición en paralelo con respecto a la Plaça d’Espanya, respetando incluso la leve inclinación de la superficie.

MURALLAS MEDIEVALES
En el año 1256 se fecha la fundación cristiana de la Villa de Alcoy, y a partir de 1305 tuvo su primer ensanche urbano o arrabal que en el siglo XIV se denominó Pobla Nova de Sant Jordi o Vilanova d’Alcoi. El Raval Vell quedó defendido por una muralla y varias torres, de las que se han conservado los restos de las denominadas Torre de l’Andana (en la Placeta de les Xiques), Torre de N’Aiça y Torre-portal de Riquer, que era al mismo tiempo la puerta de acceso a la población por el antiguo camino de Castilla o de Madrid. A inicios del siglo XVIII, con ocasión de la Guerra de Sucesión, se construyó un baluarte junto a la Torre de N’Aiça. Años más tarde, las torres se adaptaron para viviendas y sobre la muralla de la calle de la Puríssima se abrió una puerta más amplia –denominada Arc de Sant Roc–, para permitir el acceso de carruajes a través de la calle de Sant Roc.

 

AYUNTAMIENTO

Edificio de estilo academicista diseñado por Jorge Gisbert Berenguer. Fue construido entre los años 1846 y 1863 sobre el espacio que ocupó el Convento de San Agustín. En la escalera principal y en diferentes dependencias se puede admirar una muestra de pinturas y esculturas de artistas locales y de diferentes autores contemporáneos.

PALACETE ALBORS
Vivienda construida en 1873 por encargo del industrial Rigoberto Albors Monllor, quien donó al municipio parte de los terrenos que hoy ocupa el Parterre o Plaça del Pintor Gisbert.
De estilo clasicista y ecléctico, consta de semisótano, buhardilla y tres plantas, destacando el gran balcón con balaustrada de piedra y una prominente cornisa con balaustrada y reloj central.

 

PLAÇA DE DINS

Esta Plaza Mayor –denominada Plaça de Dins– conserva los arcos clasicistas del claustro del Convento de San Agustín, edificado en el siglo XIV y reformado posteriormente, que tras la desamortización de los bienes de la Iglesia y de las comunidades religiosas, en 1837, fue adquirido por el Ayuntamiento y habilitado para viviendas y mercado.
En uno de los accesos a esta plaza, desde la calle de Sant Tomàs, se conserva un arco gótico, único vestigio de la Iglesia de San Agustín que se levantaba junto al convento.

MUSEO DE LA CIENCIA
Colección museográfica permanente ubicada en el Instituto Pare Eduard Vitoria.

 

EXPLORA E ISURUS
“Explora” es la nueva oferta turística de Alcoy, pensada para dar de ella una imagen conjunta. Historia, industria, modernismo, la ciudad, los alrededores y las tradiciones conforman el contenido de este centro de interpretación turística que facilita una visión global de Alcoy desde el corazón del mismo, como es el cauce del río Riquer. Este centro nace como punto de partida desde el cual el visitante podrá recorrer otras ofertas más específicas disponibles en la ciudad.
Incluye la visita a la exposición de Paleontología "Isurus".

 

EXPO MUSEO SERPIS
El expomuseo Serpis es un espacio cultural, un lugar donde el visitante podrá conocer los primeros pasos de la “tapa” más universal de nuestra gastronomía. En el museo se recopilan los elementos más significativos de la historia de Serpis. Desde una pasarela podrá observar todo el proceso de rellenado y envasado de las aceitunas. En la Sala de proyecciones disfrutará del audiovisual “El Mundo del Sabor” y al finalizar podrá degustar la mejor selección de productos en la tienda Serpis.

MAF (MUSEO DE LAS FIESTAS DE MOROS Y CRISTIANOS)

El renovado Museo Alcoyano de la Fiesta supone la aportación más vanguardista de la Asociación de San Jorge al mantenimiento vivo de las tradiciones y de las esencias de la Fiesta de Moros y Cristianos, utilizando para ello las más avanzadas tecnologías. Un paseo didáctico y entretenido por la memoria y la historia de un pueblo.

MUBOMA
La denominada Fábrica de Tacos es un ejemplo de la reconversión de los grandes edificios industriales para uso cultural. Este notable edificio levantado en piedra de sillería junto al río, alberga el Museo Provincial de Bomberos, dónde se conserva y muestra el patrimonio que los diferentes parques de bomberos de la provincia de Alicante han ido atesorando con el tiempo. Desde los primeros vehículos utilizados en las labores de extinción, pasando por toda suerte de objetos, útiles y equipos, indumentaria, y en suma, la historia de este servicio ciudadano convertida en una singular colección museográfica.

 

CASAL DE NADAL
Ubicado en la antigua capilla de la Virgen de los Desamparados se encuentra el Casal de Nadal.
Un espacio donde revivir el mágico espectáculo con el que Alcoy celebra la llegada de la Navidad, “Les Pastoretes”, “El Bando” y "La Cabalgata de Reyes Magos"  más antigua del mundo, sin olvidar el entrañable Betlem de Tirisiti, representación de títeres de varilla de aspectos costumbristas y festivos.

MUSEO ARQUEOLÓGICO CAMIL VISEDO
Este palacio de estilo renacentista se construyó entre 1572 y 1584, y en él destaca el pórtico de columnas y la cuidada traza de sus ventanas. Desde 1945 es la sede del Museo Arqueológico Municipal Camil Visedo Moltó, y en su interior se muestran colecciones de arqueología, entre las que destacan las cerámicas del Neolítico y unas inscripciones ibéricas sobre láminas de plomo.

 

REFUGIO DE CERVANTES

El Refugio de Cervantes es uno de los más de 25 refugios que la población alcoyana utilizó para resguardarse de los ataques aéreos durante la Guerra Civil española. Es un refugio subterráneo de más de 100 metros de longitud en el que se han recreado datos y fotografías aéreas de los ataques de los bombarderos italianos Savoia 79, que actuaron sobre Alcoy. La exposición se completa con una pantalla interactiva con los objetos militares y un vídeo con testimonios de personas que vivieron las incursiones en la ciudad y sus consecuencias.

VIADUCTO DE CANALEJAS

Salva el río Molinar y permite la comunicación del centro de la ciudad con el barrio del Viaducto y la carretera de Callosa d’En Sarrià. El proyecto fue del ingeniero Próspero Lafarga, y en su construcción intervino el ingeniero alcoyano Enrique Vilaplana Juliá. El Viaducto fue inaugurado en el año 1907 y recibió la denominación de Canalejas en honor al diputado a Cortes por el distrito de Alcoy, D. José Canalejas Méndez. Es una estructura metálica de 352 toneladas de acero, que se apoya sobre tres pilas y dos estribos. El puente tiene 162 metros de longitud y su altura máxima en origen fue de 54 m. En su momento supuso una de las más notables obras de ingeniería española. 

PUENTE DE MARÍA CRISTINA
Construido entre 1828 y 1838, es la primera gran obra pública que se realizó en Alcoy, la cual supuso una mejora de las comunicaciones. 
El puente se denominó de María Cristina (como homenaje a María Cristina Borbón Dos Sicilias, cuarta esposa del rey Fernando VII). El puente es de estilo medievalista y combina el empleo de sillares de piedra tosca y de caliza fina. Su altura máxima es de 27 metros sobre el cauce del río Riquer, en el punto donde se inicia la partida dels Tints.

PUENTE DE SANT JORDI
Construido entre 1925 y 1931, este puente de estilo art déco fue un proyecto innovador por el empleo de cemento armado encofrado. Tiene una altura de 42 metros sobre el cauce del río Riquer y 156 metros de longitud. Su construcción fue toda una revolución urbanística en Alcoy, dado que permitió comunicar el centro de la ciudad con el ensanche proyectado sobre terrenos de l’Horta Major.

PARQUE NATURAL SERRA DE MARIOLA
Los núcleos de población y las vías de comunicación de los siete términos municipales que abarca el Parque forman el perímetro de la Sierra. El Centro de Visitantes está situado en las instalaciones del Mas d’Ull de Canals en el pk 18 de la carretera Alcoy-Banyeres. La larga historia de ocupación e interacción humana han hecho de la Sierra una verdadera seña de identidad para los pueblos que la circundan. Innumerables hallazgos arqueológicos testimonian la presencia humana desde antiguo; pinturas, yacimientos (neolíticos, del bronce e ibéricos principalmente), castillos, cavas, masías, hornos de cal.

PARQUE NATURAL FONT ROJA
En este Parque todavía se pueden observar las huellas de actividades que el hombre desarrolló aprovechando los recursos naturales; las carboneras para la producción de carbón vegetal; los antiguos hornos de cal; la explotación de las tierras cultivadas sobre las faldas de la montaña; las Masías, construcciones que cumplían con las funciones de vivienda, establo y corral y por último las cavas o pozos de nieve, que servían de abastecimiento de hielo a los municipios vecinos como elemento gastronómico o médico.
Al tratarse de un área protegida, no se puede circular en bicicleta. Las rutas están bien señalizadas y está prohibido salirse de los caminos. Existe un área recreativa de "pic-nic". Se puede acampar, solicitando el correspondiente permiso en el Espai Jove de Alcoy.

 

PINTURAS RUPESTRES DE LA SARGA

En 1951 se descubrió este extraordinario conjunto de arte prehistórico en unos abrigos rocosos del Barranc de la Cova Foradada, próximo al caserío de La Sarga, en los que se representan tres de los horizontes artísticos prehistóricos de la fachada oriental de la Península Ibérica – Arte Macro-esquemático, Arte Levantino y Arte Esquemático–, claramente diferenciados por su color, tipo de ejecución y temática. Las pinturas de La Sarga son Bien de Interés Cultural, y en 1998 fueron declaradas “Patrimonio de la Humanidad” por la UNESCO. La Sarga es, sin duda, un santuario. Nunca se utilizó como vivienda y en sus paredes varias generaciones de agricultores y ganaderos dejaron testimonios de sus creencias, que cambian de imágenes a medida que se transforman sus bases económicas y sociales.

GASTRONOMÍA
Entre los platos más típicos de Alcoy destaca la olleta (guiso a base de alubias, con pencas, carne de cerdo y morcilla, muy apreciado en fiestas), la "Borreta" (guiso con patatas, espinacas, bacalao y huevo), la pericana (plato frío a base de pimiento seco y bacalao salado), y la "coca", tanto dulce como salada. Pimientos rellenos (arroz, sofrito de tomate, ajo picado, perejil, carne de cerdo o atún fresco cocidas normalmente al horno).
Hay que destacar que en esta población se inventó la aceituna rellena (rellena de anchoa). Al igual que la aceituna rellena, los "garibaldinos", la "sangueta", las "penques" rebozadas, los callos, las albóndigas de bacalao y de "aladroc", el agua-sal, las habitas con cebolla, las "Espardeñes", los "Abisinios", el "Magre i Fetge"... constituyen la denominada "Picaeta Alcoiana".
Las bebidas típicas de Alcoy son el café licor, consumido como aperitivo solo o combinado con limonada, limón granizado (llamada entonces la mezcla mentira o mentireta), con cerveza (llamada la mezcla negreta) o con cola (llamada la mezcla plis-play), y el herbero, licor hecho con anís dulce y hierbas maceradas provenientes de la sierra Mariola.

Entre los dulces típicos cabe destacar los pasteles de carne, hechos con una pasta hojaldrada y relleno de carne, piñones con canela y azúcar. También son conocidas las peladillas, almendras cubiertas de azúcar glaseado, y diferentes dulces navideños, como los mantecados, las nueces glaseadas, "rollets" de aguardiente, "pastissets de boniato", el brazo de gitano o la tortà, torta de almendras recubierta de un glaseado de azúcar.

FIESTAS Y TRADICIONES

Fiesta de Moros y Cristianos: Las Fiestas de Moros y Cristianos en honor a San Jorge están declaradas de Interés Turístico Internacional desde 1980, y consideradas como la cuna de cuantas se celebran a lo largo y ancho de la Comunidad Valenciana. Conmemoran los hechos históricos que tuvieron lugar en 1276, relacionados con las sublevaciones de los musulmanes que habitaban la zona y que dieron origen al patronazgo de San Jorge, al que la tradición atribuye su intervención en defensa de los nuevos pobladores, con ocasión del ataque que sufrieron y en cuya batalla murió el caudillo Al-Azraq.

Tirisiti (Navidad): Apenas concluido el mes de noviembre, el inicio de las representaciones del Betlem de Tirisiti marca la llegada de la Navidad alcoyana. El Betlem, declarado Bien de Interés Cultural, es una muestra singular del teatro popular de marionetas de varilla y constituye una de las ofertas más atractivas y originales de nuestro periodo navideño. Sus representaciones han conservado el sabor popular de su argumento incorporando escenas que mezclan aspectos costumbristas del Alcoy de antaño.

Les Pastoretes (Navidad): Es otra peculiaridad de la Navidad Alcoyana. Tiene lugar el domingo anterior al 5 de enero. Se trata de una cabalgata infantil en la que un numeroso grupo de niños y niñas, vestidos con la indumentaria de pastores, desfilan sobre carros engalanados y en grupos de baile, repartiendo caramelos y aleluyas. El desfile se inicia a las 12 del mediodía desde la “Font Redona”, acompañados de sus rebaños hasta llegar al establo instalado en la Plaça d’Espanya y obsequiar al Niño Jesús. La celebración de este acto se remonta al año 1889.

 

El Bando (Navidad): La víspera de la Cabalgata, a las seis y media de la tarde y desde el Teatro Principal, tiene lugar el “Pregó del Tío Piam”, acto recuperado en 1996, en el que este personaje popular proclama la llegada del Embajador Real. Un grupo de hombres y mujeres del pueblo, vestidos con la indumentaria tradicional alcoyana, se dirigen hacia la “Font Redona”  junto con los personajes del Betlem de Tirisiti, para recibir al Embajador, que recorre desde las siete de la tarde las calles de la ciudad anunciando la inminente llegada de Melchor, Gaspar y Baltasar. El Bando Real es un acto muy singular, preludio de la Cabalgata de los Reyes Magos, que se celebra desde el año 1924. El emisario de Sus Majestades declama repetidamente a lo largo del recorrido una pieza literaria de versos escritos en valenciano, “El Bando”. Al final del cortejo se incorporan unas burritas que llevan sobre sus lomos unos buzones, en cuyo interior los niños depositan las cartas que han escrito a los Reyes solicitándoles los juguetes de sus sueños.
La comitiva está formada por los pajes reales, conocidos cariñosamente como “Els Negres”. Se entrevé en la lejanía de la Sierra de Mariola, la luz cálida de las hogueras del campamento que espera la llegada de Sus Majestades.

La Cabalgata (Navidad): Al anochecer del día 5, sobre las seis de la tarde y desde el Camí, los Reyes de Oriente hacen su entrada solemne en la ciudad montados sobre sus camellos. El desfile incorpora músicos, antorcheros, pastorcillos y unos pajes que suben por largas escaleras para acceder a los balcones de las casas y entregar los regalos a los niños. El séquito llega a la Plaça d’Espanya sobre las ocho y los soberanos descienden de sus cabalgaduras para dirigirse hacia el Nacimiento. El momento de la Adoración al Niño Jesús se adorna con el efecto de las bengalas distribuidas entre el público, y el acto se solemniza con fuegos de artificio y con la interpretación del ‘Mesías’ de Händel.

Romería de la Virgen de los Lirios: La Patrona de la ciudad, la Virgen de los Lirios, convoca en su santuario de la Font Roja a miles de alcoyanos que acuden en romería. La jornada tiene lugar normalmente el tercer domingo del mes de septiembre en este bello paraje del Carrascal que se viste de fiesta y cordialidad. La romería se celebra en recuerdo de un hecho milagroso ocurrido el 21 de agosto de 1653, con ocasión del hallazgo de la imagen de la Virgen impresa sobre los bulbos de unos lirios silvestres.

Semana Santa: Seis son las procesiones que marcan esta festividad alcoyana y dos las cofradías que organizan los actos. La culminación del ciclo litúrgico concluye el Domingo de Resurrección, que en Alcoy tiene especial significado por coincidir dos tradiciones. De madrugada, se celebra la procesión "dels Xiulitets" o del Santo Encuentro y más tarde los alcoyanos celebran el primer acto festero en la calle, la Gloria.

   EVENTOS

LINKS
AYUNTAMIENTO
http://www.alcoyturismo.com/alcoy/web_php/index.php

 

Sobre nosotros

Web dedicada al turismo y restauración

Contacto

info@gastroparadise.es